No, no todo lo que brilla

Las espinas rasgaban su piel al robar al fruto, el ardor de las púas enterrándose en su brazo era insoportable, pero la inmortalidad que le concedería la manzana dorada revertiría todo el daño.

La sangre brotaba, el tiempo corría. Fue grande su decepción cuando el sabor del membrillo lo invadió.


Mi participación en el reto Emociones en 50 palabras de Septiembre.


Publicado por R. R. Insomne

Escritor con problemas para conciliar el sueño, cuando las apasionadas fantasías se presentan durante la noche y deben ser registradas en palabras.

2 comentarios sobre “No, no todo lo que brilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: